Síndrome de Ovario Poliquístico

Seguro que has oído hablar del Síndrome de Ovario Poliquístico o del SOP que es como la mayoría de mujeres lo conocen.  

El SOP es una de las patologías más comunes en mujeres de edad reproductiva, afectando a 1 de cada 5 mujeres, por lo que puedo decir que es muy común, más de lo que nos imaginamos. Está presente a lo largo de la vida de una mujer desde la pubertad hasta la postmenopausia y, afecta a mujeres de todas las razas y grupos étnicos. Así es que, ¡le puede tocar a cualquiera!

De hecho, alrededor del 30% al 40% de las mujeres que consultan por infertilidad tienen trastornos ovulatorios, siendo el 70% de estos debidos al SOP.

¿Cómo se diagnostica el Síndrome de Ovario Poliquístico? 

Primero quiero aclara que el origen del SOP, a día de hoy, sigue siendo desconocido. Sin embargo, la mayoría de los expertos coinciden en plantear que es una entidad multifactorial, en la que los factores genéticos cada vez cobran mayor importancia. 

En los últimos años se han identificado varios genes involucrados en los procesos patogénicos del síndrome, siendo los más importantes aquellos que codifican para enzimas de la esteroidogénesis que son un conjunto de reacciones metabólicas que hacen posible la producción de hormonas esteroideas, para el receptor de la insulina y otras hormonas relacionadas con la acción de la insulina.

Ahora bien, ¿cómo se diagnostica? Según los últimos criterios del 2006, se debe de diagnosticar si una mujer presentar hiperandrogenismo clínico o analítico + anovulación y/o ovarios con morfología poliquística. 

El hecho de tener ovarios con morfología poliquística ha pasado a un segundo plano dado que cuando priorizaban este criterio había mucho sobrediagnostico. Además, un ovario con morfología poliquística lo puedo tener cualquier mujer sin necesidad de presentar un hiperandrogenismo.  

Síntomas del SOP

Los síntomas del Síndrome de Ovario Poliquístico puedo decir que son muy personales dado que algunas mujeres muestran todos los síntomas, otras no muestran ninguno o incluso es posible que no se descubra que tienen SOP hasta que no tengan planes de un embarazo. 

Por lo tanto, el rango de síntomas que experimentan las mujeres varía enormemente. Sin embargo, los síntomas típicos del Síndrome de Ovario Poliquístico incluyen:

  • Ciclos menstruales irregulares o ausentes
  • Ovulación irregular o ausencia de ovulación
  • Infertilidad por ausencia de ciclos menstruales
  • Crecimiento de vello con patrón masculino, que es el hirsutismo. Ocurre principalmente en la cara, pero también se manifiesta con el crecimiento de vello grueso en el cuello, los brazos, la línea alba, el escote, la espalda y las piernas
  • Pérdida de pelo con patrón masculino (AGA) que se manifiesta principalmente como calvicie o adelgazamiento en la parte superior de la cabeza
  • Subida de peso y aumento de la dificultad para perder peso
  • Bajo deseo sexual
  • Acné adulto

También debes de saber que existen síntomas menos comunes como por ejemplo: 

  • Acantosis nigricans: Estas manchas oscuras en la piel que son a menudo causadas por la resistencia a la insulina
  • Gingivitis y la enfermedad periodontal: Hay estudios que han mostrado como las mujeres con SOP tienen la microbiota oral alterada y las tasas de enfermedades en las encías son mayores si se comparan con mujeres sin SOP
  • Problemas de sueño: Las mujeres con SOP metabolizan la melatonina y el cortisol, dos hormonas fundamentales para el ciclo de sueño, a niveles anormales y fuera de ritmo con el día de 24 horas. Este problema muchas veces se linda con ansiedad y depresión

Y por último en este apartado de síntomas, hay ciertos riesgos a largo plazo para las mujeres con SOP que merece la pena echar un vistazo: 

  • Enfermedades Autoinmunes: Las mujeres con SOP tienen tasas más altas de prácticamente todas las enfermedades autoinmunes, especialmente la tiroiditis de Hashimoto donde el sistema inmunológico del cuerpo ataca y destruye la glándula tiroides.
  • Cáncer: hay mayor riesgo de cáncer endometrial en las mujeres con SOP justamente por los desequilibrios hormonales entre estrógenos y progesterona. 
  • Diabetes: La diabetes tipo II siempre empieza con la resistencia a la insulina, y es que todas las mujeres con este síndrome tienen una resistencia a la insulina en diversos grados. Por consiguiente, las mujeres con Síndrome Poliquístico de Ovario tienen cuatro veces más probabilidades de desarrollar diabetes que las mujeres sin SOP.

Como veis el SOP es una patología completa y además muy particular según cada caso. En otros artículos hablaré más en concreto sobre los diferentes tipos de SOP y cómo lo podemos tratar desde una perspectiva de estilo de vida. 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Cuéntanos tu opinión más abajo y no te olvides de seguirnos en Instagram y Facebook!

¡Compártelo en redes!
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on pinterest
Pinterest
Quizás también te gusta...
Comentarios